Bolsas ecológicas personalizadas de algodón orgánico.

Bolsas ecologicas personalizadas de algodon organico.

En este artículo tratamos el tema de las bolsas ecológicas personalizadas de algodón orgánico.

En los últimos años, el consumo responsable está creciendo y es alentador, siendo las bolsas ecológicas personalizadas de algodón orgánico el producto ecológico mas solicitado. Gastar menos y ser más conscientes de lo que significa nuestro consumo son conceptos que están entrando en nuestros hogares.

La moda y los textiles no se quedan al margen de esta tendencia y la búsqueda de procesos más ecológicos, menos contaminantes y más saludables para los usuarios es constante. Uno de los materiales orgánicos que se está cultivando y comercializando es el algodón orgánico en comparación con el algodón convencional.

¿Qué tiene de especial el cultivo del algodón orgánico?

Suelos de cultivo.

Los cultivos de algodón orgánico se desarrollan en suelos certificados exentos de cualquier uso de sustancias tóxicas, agroquímicos, etc. El sistema de cultivo del algodón tradicional, a diferencia del ecológico, emplea cerca del 25% de los pesticidas que se producen en el mundo y más del 10% de los plaguicidas. De los plaguicidas utilizados, los más comunes se consideran altamente tóxicos e incluso cancerígenos. A menudo se pulverizan desde el aire, dañando la vida silvestre y las personas que habitan en los alrededores.  También destruye las poblaciones de insectos que son beneficiosos para el combate de las plagas, como las abejas y las mariquitas. Cada vez hay menos, ¿no lo ha notado?

Semillas utilizadas.

En la agricultura orgánica, no se utilizan semillas genéticamente modificadas, a diferencia del 70% que utiliza el algodón convencional. Las semillas transgénicas tampoco se reproducen normalmente, lo que obliga a los agricultores a comprar nuevas semillas cada año. También obliga a comprar más plaguicidas para su cultivo, lo que repercute en grandes desembolsos para los pequeños productores.

Rotación y fertilizantes.

Otra característica importante es la rotación de cultivos para hacer la tierra más productiva, y el uso de fertilizantes orgánicos, como el polvo de roca y el humus, en lugar de utilizar fertilizantes sintéticos para mantener los cultivos extensivos. El monocultivo en la agricultura convencional también elimina la biodiversidad que existiría si dejáramos las diferentes variedades de algodón.

Consumo de agua.

Por último, el consumo de agua necesario en el cultivo convencional de algodón es enorme. Se necesitan unos 2.700 litros de agua para producir 250 gramos para una sola camiseta de algodón. Este desperdicio de agua se gestiona de forma alternativa en la agricultura ecológica, tratando el uso y la retención del agua de forma más eficiente gracias al aumento de la materia orgánica en el suelo.

Más del 30% de los textiles producidos son de algodón. Se fabrica en 80 países y emplea a más de 250 millones de personas. Es una actividad industrial de tanta importancia que convertirla y hacerla más » sensible » es una labor difícil que puede comenzar por uno mismo, con el empleo de tejidos y ropa de algodón orgánico. Pongamos nuestro grano de arena en esta lucha contra la inconsciencia. Seamos ECO.